Posts Tagged ‘personal’

Niña-T, no tan niña

agosto 2, 2009

Hablé con la niña T, incluso la fuí a ver, porque resulta que también está este verano en Valencia, pero ella ya no era ninguna niña. El recuerdo que yo tenía se superponía con la persona que tenía delante. No era igual , pero era ella. Me contó muchas cosas, Llevaba el peso de la conversación, hablaba casi todo el rato ella, tiene una forma intensa de contar las cosas.

Lo que más me sorprendió es que mientras que yo solo he estado con dos chicos en mi vida, ella habia estado con cientos, con hombres mayores y jóvenes, con mujeres, con varias personas, con desconocidos, con amigos, etc. Aún estoy impactada por algunas de estas revelaciones, cuando vuelva a Valladolid os cuento.

Por cierto, conocí a Flexa, también os contaré eso.

La niña-T

julio 21, 2009

Cuando era pequeñita tenía un polo opuesto, un yang, una persona que me complementaba. Era una niña de mi cole que ahí dónde fuera dejaba marca, un terremoto. Esta niña-terremoto fue mi mejor amiga desde mis 4 años, y, dónde una pequeña Claudia hacía los deberes, obedecía a las monjas y compartía los juguetes, la niña-terremoto pegaba a las demás niñas, se escapaba de clase y arrollaba con todo lo que se le ponía por delante. El origen de nuestra amistad era incierto, ya que ella era un año mayor, pero tan profunda y sincera como curiosa.

A los 6 años me cortó las trenzas. Yo estaba encantada pero mi madre la odió definitivamente de por vida. a los 8 nos besamos pagando casi el precio de la expulsión. a los 9 dió una patada a una monja y la echaron 3 días, a los 12 fumaba a escondidas y poseía porno y a los 13 la expulsaron definitivamente por estas y otras muchas cosas que quizá iré contando. Yo me llevaba bien con casi todo el mundo, ella con casi nadie. Me decian que era una mala influencia, y yo contestaba que las influencias eran bidireccionales y tanto la influía yo a ella como ella a mí. 

No había vuelto a ver a la niña-T desde entonces, dado a que se mudó de ciudad y en esa época sin email ni teléfono movil no era tan fácil seguir la pista de alguien a esas edades. Pero hace unas dos semanas recibí una carta de ella que decía:

Rubia!!! feliz verano. Ahora tengo el perro que siempre quise. Te gusta el rock? Vente a verme!. Un teléfono y un email. Y nada más.

La niña-T y yo éramos amigas inseparables

La niña-T y yo éramos amigas inseparables

Las monjas

mayo 28, 2009

Cuando era pequeña casi me expulsan del colegio de monjas por besarme con una compañera en unas convivencias espirituales. Fue una bobada de lo más inocente, eramos niñas y habíamos visto a los mayores y en la tele, solo queríamos saber que era eso de los besos. Ahí me vino mi primer sermón sobre el pecado, y sobre que había puesto triste a Jesús. En realidad nunca entendí porque los adultos se volvieron como locos por un juego, pero más adelante, en la adolescencia, ese y otros recuerdos me hicieron pasar por los cambios corporales y las dudas típicas de la edad de una forma muy solitaria y aislada.

Ahora que soy adulta me doy cuenta de muchas cosas, como que la culpa no fué de Quique, sino mía por confundir sentimientos, y que he estado muy perdida. Pero el primer cambio tiene que venir de mi, no de otra persona, con lo que voy a dejar a Borja. Sé que lo mejor es cara a cara, pero no sé si acompañarlo de una carta me ayudará a transmitirle mejor mis sentimientos, porque si me pongo nerviosa me bloqueo y porque no sé contestarle a cuando me pregunte porqué.

No sé, que sería mejor?

Ojalá me hubiese sentido así de libre

Tantas cosas que no comprendí..

Sopa y lágrimas

mayo 24, 2009

Todo el fin de semana deprimida. Fuera llueve acorde a mi estado anímico. Mi madre cree que estoy enferma, porque tengo los ojos rojos de tanto llorar y moqueo, parece la gripe… si no sabes que es debido a una llantina de horas. Tengo la frente un poco caliente incluso de la llorera y me hacen una sopa de fideos. En realidad me hace sentirme mejor, me vienen bien los mimos aunque no sean por las razones apropiadas.

Me levanto de la cama, navego por internet, veo una peli, me doy una ducha, me doy colonia y me meto en la cama recién cambiadas las sábanas. Mucho mejor. Viene Borja a ver como estoy, me da un beso y vuelta a empezar, lloro y lloro y no sé porqué. Él no entiende nada, nunca ha sabido ver dentro de mi, no entiende que esa manera de llorar no es por una gripe.  

Hoy voy a dormir con él, en el fondo me reconforta un poco de calor humano, otro cuerpo en la cama. Sé que soy injusta pero ahora me siento débil y pequeña. Mañana no creo que vaya a trabajar, no tengo ánimos para nada.

sopa caliente

sopa caliente

Decepción

mayo 22, 2009

Las dos semanas más felices del mundo. Pero llega la hora de la verdad, aclarar todo con Borja, porque es la única sombra que se cierne sobre mi alegría. Llamo a Quique y le digo lo que voy a hacer, que voy a dejar a mi novio, que voy a quitarme ese peso de encima. Necesito mucho apoyo para este paso, porque es más difícil para mi de lo que os imagináis.

Él me dice que le gusto, pero que no es lo que el busca, que le parecía mejor que tuviera novio. En un ataque de dignidad le digo que le llamaba porque tampoco quería saber más de él. Cuelgo el teléfono porque una angustia que sube por mi estómago está haciendo brotar las lágrimas y no quiero que el note nada en mi voz. Durante todo el día veo que me llama, así que apago el móvil y lo tiro a la basura. Luego me ovillo en la cama y me quedo llorando durante horas. Me quiero morir.

Sí, me lo advertisteis.

soledad

Soledad y decepción

Luminosa

mayo 17, 2009

Durante toda la semana me noto diferente: siento cambios en mi cuerpo, sonrío todo el rato, voy cantando a los sitios. La gente también lo nota, me pregunta si me he cambiado el pelo o si he adelgazado. De echo no, creo que incluso he engordado, porque pese a lo que diga mi madre como lo que me da la gana con total despreocupación.

Pero creo que irradio felicidad, hace bueno y eso también suma. Mis pasos son mas firmes y no voy mirandome los zapatos, algunos chicos me miran por la calle. Escribo su nombre en la esquina de un cuaderno, beso a mis padres antes de salir de casa sin que me tenga que insistir, me río casi por nada, soy feliz.

feliz

felicidad

Y por fin… el sexo

mayo 13, 2009

Domingo por la mañana: le despierto, o parcialmente, porque se hace el remolón y se tapa la cabeza con la almohada. Insisto un poco, me coge me da la vuelta y me hace cosquillas. Para y se me queda mirando, estoy roja de la risa y él ha quedado encima mío. Obviamente está como los chicos suelen estar al despertar, lo que pasa que yo no había pensado en eso y me doy cuenta de golpe. Me quedo muy seria y me dice:

Joder Claudia a veces eres como una niña (y se ríe) ,Voy al baño.  

Me parece lo adecuado. Nunca entiendo en las pelis como es que se despiertan y se besan, y menos después de haber estado de bares y copas. Esa gente que no tiene mal aliento ni la boca pastosa. Pero aquí estamos en el mundo real y como yo me he duchado a él le conviene lavarse los dientes.

Vuelve con algo de la mano e imagino que es. Y decido que por que no, si los dos queremos, que hago haciendo de niña estrecha.  Al principio estaba un poco tensa, un poco asustada, para mi en el fondo era como mi primera vez, a pesar de haber tenido “relaciones”. Pero según transcurren los minutos comienzo a ver como mi cuerpo toma el control sobre mi mente, y cada vez me voy  dejando llevar más. En un momento dado estoy encima de él realmente muy caliente, mi cuerpo como si palpitara y un montón de sensaciones entremezcladas, noto como algo me viene y tengo un orgasmo que me hace ver todo blanco en mi cabeza, un orgasmo que llevaba esperando cuatro años y que sacude mi cuerpo con una intensidad inesperada. Creo que he gritado, no sé, o algo he hecho, porque él me mira raro, incluso me pregunta si estoy bien. No he estado mejor en la vida.

Deseo

Deseo

La mañana después

mayo 11, 2009

Como es bastante y no me gustan los post largos en exceso voy a ir por partes. El Domingo 3, osea después de lo que os conté en la entrada de “la locura”, me desperté en una cama que no era la mía y sin saber muy bien que hacer, si despertar o no al chico,  o que hacer mientras él dormía. No me había desmaquillado la noche anterior y tenía los ojos como un oso panda, y el pelo me olía a humo de bar, así que opté por darme una ducha.

Champú: anticaspa. Me pareció un poco pronto para conocer el dato, aunque lo mismo es del compañero de piso. Por asociación curiosamente me llevó a mirar en los cajones. A ver, no soy una persona cotilla, pero estaba sola, aburrida y deseosa de saber algo más de él. Además es el baño, no el diario. Había alli un jaleo tal que me acordé de Uve y su mesilla loca.  A destacar solo encontré un paquete de condones, una pomada para algo de pies ¿? y un extraño aparato que no conseguí descifrar que era. 

No puedo aparecer en casa vestida como el día anterior, y menos con ese vestido, pero no veo otro remedio (aun si llevara pantalón podría pedirle prestada una camiseta) y después de dudar me veo incapaz de ponerme la ropa interior que había traído y menos después de ducharme, así que acaba hecha bola en el bolso. Y por fin le despierto.

ducha

Amor y ducha

El vestido rojo

mayo 4, 2009

El sábado, por fin, me llamó Quique para ir a cenar. Como me veía incapaz de probar bocado le dije que tenía una cena, que si podíamos quedar después. Así me veo cerca de media noche en un bar y sudando a chorros entre la situación y la chaqueta, que no me atreví a quitarme.

Siempre había querido un vestido rojo, uno de mujer, no de nena, y ahora que por fin lo llevaba me moría de la vergüenza. Con los nervios bebí mas de la cuenta, y eso que como no suelo hacerlo. Al principio no sabia ni que pedir. Vodka con limón, que no esta demasiado malo, de la primera marca que me vino a la cabeza. Nerviosa y mareada le miraba con los ojos como platos. Este chico debe creer que no estoy bien, pensé. Y sin venir a cuento le di un beso fugaz en la boca. Él me devolvió un beso largo, con lengua.

Es raro besar a otra persona después de tantos años. Te acostumbras a una forma de besar y luego se te hace todo extraño. Con el nudo del estomago no disfrute mucho el beso, estaba mas a adaptarme a como lo hacía él. Juntó su cuerpo más con el mío y noté que estaba duro, curiosamente fue lo que me relajo y después fue fácil, me dejé llevar. Esta historia sigue pero la dejo para un poquito mas tarde, aun tengo que ver como os la cuento.

rolo

Vestido rojo

Reestructuración

abril 28, 2009

Es obvio que debido a mi situación quiero dejar a mi novio. También os digo que suena más fácil de lo que es. Entran en juego muchos factores, en especial la familia y es una relación muy larga y por otro lado irreprochable, así que necesito pensarlo bien, ver que pasa. Igual no es justo para Borja, pero necesito aclararme y calcular  las palabras, no quiero acabar una relación de más de cuatro años de manera fea y atolondrada. Mañana se va por negocios y quiero aprovechar el puente para reflexionar, y también para ver como evolucionan las cosas con Quique.

Me he dado cuenta que se me ha olvidado hablaos físicamente de Quique. A ver, no es guapo, o no en el sentido estricto de la palabra, pero tiene algo. Ese algo de chico pillo que (vosotras chicas, me entenderéis) hace atractivo a un hombre a veces. No es que hable mal ni nada así, pero tiene gestos de chico duro, eso se nota en como mira de lado, en como se enciende los cigarros (Sí, fuma), actitud de un poquitín chulo, de estrella del rock. Esos pequeños detalles que en el fondo nos atraen. Así que es más atractivo, o al menos para mi, que lo que se dice guapo.

fumando

El de esta imagen no es él, no tengo fotos suyas.